23 de enero de 2015

Los alimentos que guarda un hámster en las mejillas visto con rayos X



Si alguna vez has tenido un hámster de mascota, conoces de primera mano las habilidades que poseen. Además de una extraordinaria capacidad para dar infinitas vueltas en su rueda, también pueden meterse una cantidad enorme de alimento en las bolsas de sus mejillas. Bolsas expansibles, llamadas abazones, ubicadas en el interior de la boca y que van desde las mejillas hasta el final de sus caderas.

Ahora, un nuevo programa de la BBC 'Pets - Wild at Heart' muestra con cámaras de rayos X los talentos ocultos más especiales de este roedor.

Entradas relacionadas en Meridianos:
La vida se ve muy diferente a través de una máquina de resonancia magnética
Rey de las ratas
Música clandestina grabada en radiografías de rayos X
La rata paralizada que volvió a caminar
Cómo los lobos cambian el curso de los ríos y las ballenas la composición de la atmósfera
Radiografía de una foto
El primer electrocardiograma
La valiosa sangre azul del cangrejo herradura
La fuga del tejón de la miel
Los misteriosos círculos, nidos de amor del pez globo
Nidos de cuervo construidos con perchas
Las saltarinas carpas plateadas

La Fiesta del Siglo


Hoy hace un año que estuve invitado en el Hotel Westin Palace de Madrid, a la fiesta del 15 aniversario del Canal Historia. Una fiesta que rememorará el emblemático baile de máscaras Black and White Ball, que el 8 de noviembre de 1966 organizó Truman Capote. Histórica reunión social considerada la Fiesta del Siglo XX, que el escritor celebró en el hotel Plaza de Nueva York y que el Canal Historia quiso recordar con una fiesta por todo lo alto para unas 400 personas, entre profesionales del sector audiovisual, blogueros, anunciantes y medios de comunicación.


Buena música en directo a cargo de la Walter Sax Big Band, 25 músicos que llenaron gran parte de la planta superior del salón del Palace para interpretar grandes versiones clásicas de "Fever", "Respect" o "Soul man" recordando los temas que en su día sonaron.


Como en la fiesta original, el blanco y el negro fueron los protagonistas absolutos. Todos los invitados teníamos la indicación de acudir vestidos de cóctel en colores blanco y/o negro. 

Para la fiesta se crearon 4 modelos de máscaras blancas y negras realizadas por las reconocidas diseñadoras de tocados Rita Von que nos entregaban a la llegada junto una copa de champagne como obsequio a todos los invitados.

Toda la sala se decoró para la ocasión y el catering no podía tampoco dejar de lado el binomio blanco y negro; un candy bar en blanco y negro donde pudimos degustar cakepops bañados en chocolate blanco con topping negro y toda clase de dulces inspirados en estos colores. Diferentes bebidas y comida que recordaba la cena —a base de espaguetis, salchichas, pollo y huevos etc, que se pudo degustar en la velada de Capote.

Incluso un veterano de la fiesta original de 1966 se dejó también ver por el hotel Palace, un Andy Warhol con cámara en mano para que este evento de aniversario pasara igualmente a la historia.


Caballeros: traje de etiqueta negro y máscara negra. Damas: vestido de noche, negro o blanco. Máscara blanca; abanico. Estas fueron las normas de vestimenta que Truman Capote impuso a 400 selectos invitados.

Frank Sinatra y su esposa Mia Farrow en la fiesta Black and White Ball de Truman Capote.
Por entonces, Capote se encontraba en la cima de su popularidad. En enero había publicado el fundamental A sangre fría, y la alta sociedad neoyorquina estaba rendida al extraordinario talento literario y al ingenio mordaz del escritor.

La fiesta en la que Capote afirmó haberse gastado 155.000 dólares y que se organizó en honor de la entonces editora de The Washington Post y de Newsweek, Katharine Graham, ya que, en los círculos en los que se movía Capote, convocar una fiesta, sin más, se habría considerado vulgar.

La cantidad de personalidades que asistieron a la celebración despertó un enorme interés de los medios de comunicación. Cámaras de televisión, casi 200 fotógrafos, los columnistas de moda más reputados y un sinfín de curiosos vieron desfilar por la pasarela que conducía al vestíbulo del hotel a la flor y nata de la sociedad estadounidense. Tennessee Williams, Norman Mailer, Nelson Rockefeller, Marlene Dietrich, Henry Fonda, Greta Garbo, Lauren Baccall, Frank Sinatra y su esposa en aquel tiempo, Mia Farrow, Óscar de la Renta… 

Truman Capote saluda a sus invitados en la Fiesta del Siglo.

Algunas de las máscaras que se vieron aquella noche no pasaron desapercibidas, como una que representaba una cabeza dorada de unicornio u otra con dos cisnes entrelazados. A medianoche, los invitados se desprendieron de ellas y continuaron la fiesta a cara descubierta.

Más allá de las crónicas en la prensa y las revistas de la época, la gran fiesta de Truman Capote dio lugar a la aparición, en 2006, del libro de Deborah Davis Party of the Century: The Fabulous Story of Truman Capote and His Black and White Ball, cuyo título expresa lo que para muchos fue aquella noche en blanco y negro: la Fiesta del Siglo.



Otras 15 grandes fiestas que en su día hicieron historia.

Vía 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7

22 de enero de 2015

Onism, la frustración de estar atrapado en un cuerpo que habita en un solo lugar a la vez


Onism . 1. n. la frustración de estar atrapado en un solo cuerpo, que habita en un solo lugar a la vez. Como estar de pie delante de la parpadeante pantalla de información en un aeropuerto, con nombres de extraños lugares, y cada uno representa una cosa que no conseguirás ver antes de morir.



Una portmanteau o composición lingüística de monismo + onanismo.

Definición creada para el Diccionario of Obscure Sorrows, un compendio de palabras inventadas. Cada definición original pretende llenar un hueco en el lenguaje - para dar un nombre a las emociones que todos podríamos experimentar, pero que aún no tienen una palabra que lo defina.

Entradas relacionadas en Meridianos:
Una imagen vale más que 500 mil millones de palabras
Palabras raras
Todos los sonidos japoneses en un poema
Cristina Calderón, la última portadora de las palabras del fin del mundo
Siete noches con Jorge Luis Borges
HIC SVNT DRACONES, Aquí hay dragones
積ん読 Tsundoku, el acto de dejar un libro sin leer después de comprarlo
¿A qué huelen los libros viejos?
Titina la palabra más larga en lengua inglesa
Los pirahãs, el pueblo sin tiempo
Los primeros "balbuceos" del castellano
El poema más corto en lengua inglesa
Un mensaje para dentro de 5000 años
De la cabeza de buey a la letra A

El GIF que se puede ver desde el espacio



INSA es un artista que ha inventado el "Gif-fiti" (mezcla de GIF y grafiti), y con el patrocinio de Ballantines pintó a finales de 2014 en Río de Janeiro una superficie de 57.515 m².


Con la ayuda de un equipo de 20 personas crearon el mayor GIF animado del mundo. Cada pintura fue fotografiada por un satélite para luego ser animada.


Entradas relacionadas en Meridianos:
Un paseo por Nueva York con "Cinemagraphs"
Concentraciones de fitoplancton vistas desde el espacio
La mayor red de satélites para fotografiar la Tierra
Un grafiti vikingo en la iglesia de Santa Sofía en Estambul
Objetos y sitios extraños vistos en Google Maps
La Segunda Guerra Mundial vista desde el espacio
El peluche que se puede ver desde el espacio
¿Qué son esas luces verdes fotografiadas desde la Estación Espacial?

21 de enero de 2015